Menú

Un reciente informe publicado por la Organización Mundial del Comercio (OMC) reveló la aparición de 20 nuevas medidas de restricción comercial implementadas por las economías de G20, entre el 16 de octubre de 2018 y el 15 de mayo de 2019, en momentos en que las tensiones comerciales entre varios países se han elevado, principalmente lideradas por Estados Unidos y China, afectando los pronósticos de crecimiento del intercambio de mercancías y la expansión económica mundial.

Estas medidas de restricción comercial se presentaron mediante aumentos de aranceles, prohibiciones de importación y nuevos procedimientos aduaneros para las exportaciones, de acuerdo con el organismo multilateral.

Aunque la aplicación de estas restricciones equivale a un promedio de tres medidas por mes, representando el nivel más bajo desde 2012, su valor es mucho mayor en términos de cobertura comercial y nivel de aranceles impuestos.

La OMC precisó que estas 20 medidas restrictivas a la importación de mercancías equivalen a un monto por 335 mil 900 millones de dólares (mdd), la segunda cifra más alta después de los 480 mil 900 mdd registrados en el periodo anterior.

    “El crecimiento del comercio mundial se desaceleró en la segunda mitad de 2018, particularmente hacia fines de año, ya que las tensiones comerciales se mantuvieron elevadas y el crecimiento del PIB se debilitó en las principales economías. Los principales indicadores relacionados con el comercio sugirieron que el comercio continuaría perdiendo impulso en la primera mitad de 2019”, dijo la OMC en su informe.

La Secretaría de la OMC, en su pronóstico comercial más reciente del 2 de abril de 2019, estimó que el crecimiento del volumen del comercio de mercancías se reduciría del 3.0% en 2018 al 2.6% en 2019, antes de repuntar al 3.0% en 2020.

    “Se consideró que los riesgos para el pronóstico eran en su mayor parte a la baja, con el aumento de las tensiones comerciales entre los más destacados. Es probable que la incertidumbre sobre la política comercial reduzca la inversión y tenga un impacto negativo en el comercio y la producción mundiales.

Así mismo, en su pasada reunión realizada durante el segundo fin de semana de este mes, los ministros de Finanzas y los responsables de los bancos centrales de los países del G20 admitieron que las tensiones comerciales han empeorado, siendo un riesgo para la economía mundial.

El propio Fondo Monetario Internacional (FMI), liderado por Christine Lagarde, ha mencionado que la “guerra comercial” que han protagonizado Estados Unidos y China desde el año pasado –con la imposición de aranceles recíprocos- podría reducir el PIB mundial en 0.5% en 2020.

    “Con cuatro nuevas medidas de facilitación del comercio por mes, este es el promedio mensual más bajo registrado desde 2012. La cobertura comercial de las medidas de facilitación de la importación implementadas durante el período de revisión se estimó en 397 mil 200 millones de dólares. Esto es 1.8 veces más que lo estimado en el informe anterior”, dijo la OMC.

Más allá de la aplicación de estas contramedidas, el Director General de la OMC, Roberto Azevêdo, comentó que el informe proporciona evidencia adicional de que la turbulencia generada por las tensiones comerciales actuales continúa, y las nuevas restricciones comerciales han afectado a los flujos comerciales en un nivel históricamente alto.

Por eso mismo hizo un llamado a los países del G20 para aliviar “con urgencia” las tensiones comerciales y cumplir con su compromiso con el sistema de comercio internacional basado en normas.

Fuente: T21.

En la opinión de:

A.A. Felipe M. González Jaimes
Presidente de CLAA.

Los países del G20 también implementaron 29 medidas destinadas a facilitar el comercio durante el período de revisión, incluida la eliminación o reducción de los aranceles de importación, los derechos de exportación y la eliminación o simplificación de los procedimientos aduaneros para las exportaciones.

Subir ⇑