Menú

Estados Unidos y China acordaron volver a la mesa de negociaciones en Washington para discutir sobre comercio. Será la primera reunión cara a cara entre las dos partes desde la rápida escalada de la guerra comercial en las últimas semanas.

Las discusiones en persona se reanudarán a “principios de octubre”, de acuerdo con un comunicado emitido en China por el ministerio de Comercio del país este jueves. Las autoridades chinas agregaron que el viceprimer ministro y principal negociador comercial de China, Liu He, habló por teléfono con el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, sobre las conversaciones.

Un portavoz de la dependencia de Lighthizer confirmó que las dos partes hablaron y acordaron celebrar reuniones en la capital estadounidense “en las próximas semanas”.

Ambos países dijeron que continuarán conversando antes de esa reunión cara a cara. Los países acordaron “crear buenas condiciones para la negociación”, dijo el Ministerio de Comercio de China. Las autoridades comerciales estadounidenses dijeron que las reuniones de nivel de subdelegados de este mes “sentarán las bases para un progreso significativo”.

Los mercados asiáticos se recuperaron tras las noticias: las acciones en Tokio y Shanghái avanzaron 2.3% y 1.5%, respectivamente. Los futuros de las acciones estadounidenses también subieron. Los inversores reciben con beneplácito las noticias de las conversaciones, especialmente porque la relación entre los dos países ha sido muy volátil en las últimas semanas.

Se lograron pocos progresos entre Estados Unidos y China durante la última ronda de reuniones comerciales cara a cara en Shanghái en julio. Poco después de esas discusiones, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que su país impondría aranceles del 10% —que luego se elevaron al 15%— sobre importaciones chinas por un valor de 300,000 millones de dólares. Pekín respondió con aranceles del 5% al 10% sobre productos estadounidenses por un valor de aproximadamente 75,000 millones de dólares.

La más reciente medida de Washington apunta a productos hechos en China, como televisores y ropa que podrían costarle al consumidor estadounidense típico. En un intento por suavizar el golpe a las compras navideñas, el gobierno estadounidense ha pospuesto la implementación de aproximadamente la mitad de los aranceles hasta el 15 de diciembre.

La última ronda de aranceles que los países se impusieron entre sí entró en vigor el domingo.

Fuente: CNN Expansión.

En la opinión de:

A.A. Felipe M. González Jaimes
Presidente de CLAA.

Más aranceles están en camino. Trump dijo el mes pasado que incrementará las tasas de los aranceles existentes del 25% al 30% sobre productos chinos por valor de 250,000 millones de dólares en octubre. China también dijo que reanudaría los aranceles a las importaciones estadounidenses de automóviles y autopartes en diciembre.

Subir ⇑