Menú

HSBC Global Research afirmó que el Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que entrará en vigor el próximo primero de julio, podría traer al sector automotriz en México un efecto positivo al generar certeza comercial; sin embargo, prevé que las ventas nacionales mantengan una recuperación más lenta debido a los efectos negativos de la pandemia en la demanda interna.

Esto de acuerdo con el reporte Snapshot of the auto sector, que aborda el impacto generado por el covid-19 en el sector automotriz de México, Brasil y Argentina, así como el desempeño de la industria con miras a la recuperación gradual de las economías.

“Vemos una mejora gradual en junio, ya que el gobierno incluyó industrias relacionadas con el automóvil en la categoría de actividades esenciales. Esto significa que las operaciones automáticas pudieron reanudarse en 1 de junio, lo que debería traducirse en cifras mejoradas para todo el sector”, explicó.

​Agregó que otro factor relevante es que la industria manufacturera automotriz tendrá un camino más rápido hacia la normalización debido a los fuertes lazos comerciales y de producción con Estados Unidos. “Este escenario está en línea con la perspectiva económica de HSBC, que prevé que el proceso de recuperación de las industrias nacionales puede resultar más lento en comparación con las actividades vinculadas a la demanda externa”.

El estudio aborda también que para el caso de Argentina y Brasil la recuperación seguirá lenta debido a que a pesar de que la producción de automóviles puede aumentar hacia la segunda mitad de junio, la demanda interna y externa continuará débil, lo que también podría afectar negativamente la producción.

Fuente: Milenio.

Subir ⇑