Menú

México rechazó que el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (TMEC) incluya una supervisión de esos dos países sobre la aplicación de las leyes laborales mexicanas, informó hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Dijimos que no, inspectores no”, señaló el mandatario sobre el punto que reclaman legisladores demócratas estadunidensse y que mantiene frenada la ratificación del acuerdo en los dos países del norte.

En la víspera el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) aludió al caso al llamarlo demandas "extremas” de Estados Unidos que son "totalmente inaceptables".

En la conferencia diaria, López Obrador dijo que México acepta, en cambio, resolver eventuales controversias con paneles de especialistas propuestos por los paises en condiciones de igualdad.

 El presidente  admitió las complicaciones en la negociación, que asoció al proceso electoral en Estados Unidos.

Dijo que los demócratas impulsaron la propuesta bajo el argumento de que, si bien aceptan la convicción del gobierno actual de aplicar la reforma laboral, que prevé mecanismos de democracia sindical, querían garantías a largo plazo.

En lugar de inspectores extranjeros, México planteó el esquema de paneles específicos que atendieran los casos cuando haya presunción de que hay irregularidades en los esquemas de organización sindical, señaló el mandatario.

Dijo que el negociador mexicano, el subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, Jesús Seade, sabe con claridad qué se acepta y qué no.

También expuso que sobre el mismo asunto hay visiones diferentes entre sindicatos y empresarios mexicanos.Los trabajadores consideran que es una garantía para que realmente se cumpla lo que está en la ley. Las organizaciones empresariales consideran que este esquema pudiera utilizarse como un pretexto para obstaculizar las inversiones en México y retener los empleos en Estados Unidos.

López Obrador confió en que se avance en las negociaciones para lo cual dijo que ya envió una carta a la presidenta de la Cámara de Representantes en Estados Unidos, Nancy Pelosi,  en la que se describe que México cumplió el compromiso de garantizar los recursos presupuestales para el gobierno federal, el Poder Judicial y los gobiernos estatales para instrumentar la reforma.

Fuente: La Jornada.

Subir ⇑