Menú

El administrador de la aduana de Querétaro, Juan Carlos Espinosa, busca estrechar la colaboración con el sector empresarial y el académico.

La Aduana de Querétaro es la puerta de entrada al Bajío, la cual se ha colocado como una de las mejores de la región debido a su crecimiento de 57 por ciento en los últimos cinco años. Desde el pasado 16 de diciembre, Juan Carlos Espinosa Larracoechea ingresó a este punto estratégico para guiar como administrador el desarrollo arancelario.

“Las aduanas son las responsables de verificar todo lo que tiene que ver con la entrada y salida de productos y de bienes de nuestro país. Nosotros solo entendemos que se mueven de México al exterior, o del exterior hacia México. Todo lo que se hace en Querétaro sobre el tema de importación y exportación se tramita con nosotros”, explicó para AM de Querétaro.

Espinosa Larracoechea asegura con certeza que el Estado mantiene su desarrollo regional por hacer bien las cosas en los diferentes niveles administrativos, industriales y comerciales. Compartió que ha recibido muy buenos comentarios de la Asociación de Agentes Aduanales del Bajío sobre la labor que se hace en la entidad.

“Es una aduana muy limpia. Hay otras aduanas en las que suele haber problemas, pero Querétaro es una aduana sin problemas, las cosas se hacen bien y de manera eficiente”, enfatizó.
INSTRUMENTO PARA EL POLO DE DESARROLLO

El Estado se ha consolidado como un polo de inversión extranjera desde hace más de 15 años. El Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ) sirvió para acelerar el crecimiento y desarrollo de la región en diferentes ámbitos. A la par, la aduana ha funcionado para sostener esta evolución. La entidad puede presumir tener una aduana ‘limpia’, en la que no ocurren ilícitos como en otros puertos arancelarios del país.

El Admnistrador de la Aduana de Querétaro asegura que los obstáculos que han tenido son prácticamente nulos, por el contrario, dijo, el trabajo fluye con mucha facilidad y colaboración entre las partes que la conforman. Al frente de este punto, Juan Carlos Espinosa ve la aduana como el instrumento para impulsar el comercio exterior en la región.

“Es importante para nosotros que las empresas vean una herramienta para poder importar y exportar lo que sea necesario”, precisó. Dentro de las principales industrias que trabajan con la aduana local están las automotrices, electrónicas, aeronáuticas y de mensajería. Algunas de las más destacas son Bombarider, Tyco Electrónica, Simens, Costal Mexicana, Harman de México, Continental Automotriz.

“Querétaro se ha constituido como punta de lanza desde hace muchos años en razón de hacer las cosas bien. Gracias a la labor honesta y precisa, cuando las empresas llegan aquí se hace su trámite rápido y se hace bien; eso les permite tener planeación, desarrollo y crecer. Tenemos muchas empresas que prefieren a Querétaro para hacer sus actividades económicas”, comentó.
EL ENGRANAJE DETRÁS

La aduana de Querétaro es conocida como ‘media’; cuenta con una plantilla laboral de 66 personas. Las fronterizas son puntos arancelarios más grandes, calificadas como ‘tipo 1’. En todo el país hay 49 aduanas. Por el número de operaciones y de recaudación que existe en el Estado, la aduana local está ubicada en el número 17 del total.

“El promedio de recaudación que tenemos es de 5 mil millones de pesos al año. Esto, por operaciones de importación y exportación. Pensamos que este año tendría números más complejos, pero lo estamos terminando incluso con un incremente respecto a 2019”, informó el administrador aduanal.
OPORTUNIDADES DE CRECIMIENTO

Uno de los objetivos principales para 2021 es fortalecer las relaciones con la academia, unir fuerzas con las universidades que tienen áreas de comercio exterior y relaciones internacionales, como la Universidad Autónoma de Querétaro, la Universidad Aeronáutica de Querétaro y la Universidad Politécnica de Querétaro. “Nos interesa mucho apoyar a los muchachos para que se involucren con nosotros en las labores”, informó.
EXPERIENCIA POLÍTICA

Juan Carlos Espinosa Larracoechea y Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) , compartieron aulas en el Instituto Queretano, y luego en la Universidad Autónoma de Querétaro. Hoy, Espinosa Larracoechea reconoce la labor de Nieto Castillo y asegura que es necesario que todas las entidades y organismos trabajen a la par con la UIF y el Gobierno federal para transformar de manera integral al país.

“Yo quiero pedirle a la sociedad que confir en la transformación que se realiza en México, y que nos ayuden a contribuir en ella. Aún hay mucho que trabajar en temas de combate a la corrupción, y no es un tema de autoridades, es también de ciudadanía. Es necesario cumplir en el tema de participación”, concluyó.

Fuente: AM Querétaro.

Subir ⇑