Menú

La Agencia Nacional de Aduanas de México estará dotada de autonomía técnica, operativa, administrativa y de gestión.

La lógica del Decreto anunciado y publicado en el Diario Oficial de la Federación en torno a las Aduanas resulta positiva en el sentido de que adquieran independencia del SAT, lo que les permitirá ser más eficientes, sus recursos y tener mayor transparencia y certeza jurídica, sobre todo en el marco de las negociaciones del T-MEC y en favor de la actividad del comercio exterior.

Sin embargo, vale la pena señalar que el diagnóstico por el que justifican los términos del Decreto, sobre todo en el tema de erradicar la corrupción, puede prestarse a un mal entendimiento, es decir, el contrabando no pasa por las aduanas, sino por brechas y muelles clandestinos, ahí es donde llegan y salen mercancías ilícitas como precursores para producir drogas sintéticas, medicamentos prohibidos, dinamita y otras más.

Otro punto que se aclaró el día de ayer es que Horacio Duarte, quien ha hecho un buen trabajo, va a seguir al frente de esta del organismo, su continuidad garantiza un importante avance en materia de comercio exterior, pues tiene peso e influencia en la 4T y colabora eficientemente con el sector donde se desarrolla gran parte de la economía nacional.
El mercado de las importaciones y exportaciones

Para mayo de 2020, las importaciones fueron de 19 mil 125 millones de dólares, el mismo mes del 2021, ya con una recuperación de la economía, las importaciones ascendieron a 34 mil 666 millones de dólares, es decir un incremento del 81.3%.

En el caso de las exportaciones sucede lo mismo, de enero a mayo de 2020, estas significaron 15 mil 259 millones de dólares y en el mismo periodo de 2021, 36 mil 031 millones de dólares, es decir, un incremento del 136%.

Otras dudas respecto al actual Decreto, son aspectos que tienen que ver con la dinámica mundial del comercio, que sería positivo precisar para evitar especulaciones dolosas que en nada contribuyen a la dinámica del comercio exterior.

Por ejemplo, si el fondo FACLA (Fideicomiso para Administrar la Contraprestación a que se refiere el artículo 16 de la Ley Aduanera), que es un Fideicomiso público que no desapareció por su importancia y que hoy en día paga muchos servicios del SAT, se seguirá utilizando en el mejoramiento de la infraestructura con la que operan las 49 aduanas distribuidas en 24 entidades federativas.

Cabe señalar que, del presupuesto Federal para el SAT, incluyendo las aduanas se destina poco más del 80% en sueldos y solamente el resto es para la operación del SAT, ahí radica la importancia del FACLA para continuar con el proceso de mejora y actualización del sistema aduanero que lleva Horacio Duarte, como modernizar la base tecnológica, carriles, plataformas y techos, garantizar la construcción de la garita Otay 2 en Tijuana, Baja California, modernizar el puente San Jerónimo-Santa Teresa, en Ciudad Juárez y la nueva terminal de carga y aduana en lo que será el aeropuerto Felipe Ángeles.

Por esto resulta de gran importancia lo publicado en el Diario Oficial acerca de los recursos con que contarán para que las aduanas sigan modernizándose y se continúe trabajando con los actores del comercio exterior, fortaleciendo de este modo el comercio internacional de modo que reactiva la economía nacional.

Los cambios propuestos no deben afectar o detener el proceso de modernización que se está realizando para permitir la agilidad en la tramitación de los despachos aduaneros, con una eficiente infraestructura que agilice el tránsito, revisión y adecuada calificación de las fracciones aduanales. Porque es con profesionalismo, una adecuada infraestructura y andamiaje legal en la tramitología como se garantiza la confianza y se ensancha el comercio exterior.
La militarización

El otro punto que hay que aclarar con exhaustiva precisión, es el mensaje de la militarización de las aduanas, que no se mal entienda como una rudeza innecesaria que estorbe y obstaculice el comercio exterior, este cambio de mandos, con Horacio Duarte al frente, debe servir para la modernización, independencia y autonomía de las aduanas y para que cumplan como promotoras del comercio exterior.

La propuesta de militarizar todas las actividades, incluyendo puertos y aduanas, aun sabiendo que la militarización nada tienen que ver los temas de libre comercio, recaudación y otros asuntos inherentes al funcionamiento de las aduanas, viene desde principios de la administración de AMLO, con una iniciativa que impulsó la anterior directora del SAT, Margarita Ríos Farjat, y que no trascendió por falta de consensos en el Congreso de la Unión.

Los cambios que incluye el Decreto se asemejan a la estructura y manejo de las aduanas en Estados Unidos, donde la labor militar es de apoyo al mando civil. Con Horacio Duarte al frente se podrá, garantizar la seguridad del tránsito no solo de mercancías, en plena congruencia con el marco del comercio exterior, sino que se ofrecerá certeza en temas de seguridad geopolítica.

En todo esto, lo más importante es que se están dando soluciones en torno a un tema fundamental como es el sector del comercio exterior, la descentralización de Aduanas es algo positivo, lo que falta que se dé es la claridad para garantizar el completo Estado de Derecho y certeza jurídica que impulse el gran potencial del comercio exterior de México.

Fuente: SDP Noticias.

Subir ⇑