Menú

En los sectores en los que está más integrado con México y Canadá, Estados Unidos ha tenido una menor pérdida de competitividad en la participación de sus exportaciones a nivel mundial.

Incluso la participación conjunta de los tres países de América del Norte en las exportaciones mundiales de tractores (incluidos los tractocamiones) se incrementó de 20.7% en 2002 a 22.9% en 2021.

Mostrando cierta resiliencia, en esa misma comparativa, la porción de las tres naciones (integrantes del acuerdo comercial T-MEC, en vigor en el 2020) en las exportaciones globales de automóviles descendió de 19.5 a 17.4%, mientras que su cobertura en las ventas de vehículos automóviles para el transporte de mercancías mostró una reducción de 38.6 a 34.2 por ciento.

“México y Estados Unidos reconocen que son más fuertes cuando abordan los retos y aprovechan las oportunidades juntos para hacer a América del Norte más resiliente, competitiva, diversa y segura”, afirmaron los dos países en una declaración conjunta el 12 de septiembre pasado, luego de concluir la Segunda Reunión Anual del Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN).

En otro sector con integración productiva regional, instrumentos y aparatos médicos, los países de América del Norte redujeron su participación de 33% en 2002 a 27.1% en 2021, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Tras 15 años de arduas negociaciones, China ingresó como miembro número 143 en la OMC el 11 de diciembre de 2001, lo que le ayudó a convertirse en el mayor exportador de mercancías del mundo desde 2009 a la fecha.

“México, al incorporarse en el acuerdo (Tratado de Libre Comercio de América del Norte, antecesor del T-MEC) le ayudó a Estados Unidos a defenderse de la competencia China, que había iniciado con la incorporación de China a la OMC”, dijo Ildefonso Guajardo, exsecretario de Economía y ahora diputado federal.

Las ventajas de China

Por el contrario, la participación de China en las exportaciones mundiales de teléfonos subió de 7.4% en 2002 a 40.4% en 2021; en tanto que la cuota de las naciones de la región de Norteamérica cayó de 26.7 a 7.1%, respectivamente.

Nosotros hicimos un estudio sobre cadenas de valor; donde México, Estados Unidos y Canadá están integrados es donde menos China le pegó a Estados Unidos en manufactura”, comentó Guajardo, en referencia a cuando se desempeñaba como Secretario de Economía (de diciembre de 2012 a noviembre de 2018).

Otro caso en el que China ganó competitividad es en las exportaciones de aparatos de TV, pasando de una participación de 7.4 a 35.5% en la misma comparación, mientras que las ventas internacionales de América del Norte se redujeron de una cuota de 25 a 17.2 por ciento.

“En aquellos sectores en donde no estábamos integrados es donde Estados Unidos perdió más competitividad global. Esa es la razón de crear zonas de libre comercio con capacidades complementarias para poder competir con otras regiones del mundo”, añadió Guajardo (hoy diputado federal por el PRI), en una ponencia en la Universidad de las Américas de Puebla (UDLAP) Jenkins Graduate School, a mediados de agosto..

Fuente: El Economista.

 
 
Subir ⇑